Criterio B

¿Qué evaluamos? 

Comprensión de textos escritos y visuales

En el criterio B se evalúan las destrezas receptivas del alumno. La capacidad de entender un texto escrito y visual. Se trata de lo que conocemos por comprensión de lectura. No debemos de olvidar que los textos escritos deben ir siempre acompañados de algún componente visual o imagen. Lo ideal sería que esta imagen perteneciera al mismo texto escrito y que se evaluara en su conjunto.

Es importante que estos textos sean lo más auténticos posibles. Evidentemente, los textos escritos deben estar adaptados al nivel o fase en la que se encuentren nuestros alumnos.

Durante una tarea sumativa de comprensión de lectura, el texto debe ser totalmente nuevo para los alumnos. Esto quiere decir que el texto elegido para la tarea no se ha trabajado ni leído en clase, ni ha debido formar parte de ningún material que haya estado disponible a los alumnos: libro de texto, lectura complemetaria, etc.

La guía de Adquisición de lenguas recomienda que el número de palabras de cada texto vaya aumentando dentro del continuo de aprendizaje. El número de palabras para los textos es:

  • Fase 1: 200 - 300 palabras
  • Fase 2: 400 - 500 palabras
  • Fase 3: 600 - 700 palabras
  • Fase 4: 800 - 900 palabras
  • Fase 5: 900 - 1000 palabras
  • Fase 6: 1300 - 1500 palabras

Se pueden elegir dos o tres textos cortos, si lo consideramos necesario. A la hora de hacer las preguntas se pueden combinar varios textos y trabajar de manera global, es decir, creando preguntas donde se combinen todos los textos como una unidad, o bien, se pueden hacer las preguntas separadas, referidas a cada texto específico. En caso de seleccionar varios textos, es importante que estos textos estén relacionados temáticamente.


    Tipos de textos 

    • correspondencia postal y electrónica: cartas y correos electrónicos siempre que estén acompañados de algún elemento visual
    • páginas web
    • extractos de cómics, viñetas, tiras cómicas
    • blogs
    • diarios personales con imágenes
    • lecturas graduadas con imágenes
    • folletos
    • anuncios
    • artículos
    • noticias
    • todo tipo de textos literarios adaptados a este nivel de dominio de la lengua

    Aspecto 1

    En este aspecto se evalúa la capacidad que tiene el alumno de comprender el mensaje del texto. Se trata de la comprensión factual y de contenido del texto. Estas preguntas son las que tradicionalmente se han hecho en las tareas de comprensión de lectura.

    Según la fase en la que nos encontremos, se evaluará con más o menos rigor la capacidad del alumno de comprender las ideas generales, específicas y opiniones del texto. En fases iniciales muchos de este contenido se encontrarán de manera explícita, mientras que en fases más avanzadas se hará uso de inferencias o deducciones.

    Se pueden realizar muchos tipos de preguntas para este aspecto. Algunos ejemplos son:

    • preguntas que empiezan por un pronombre interrogativo: ¿qué? ¿quién? ¿dónde? ¿cómo? ¿cuándo?
    • preguntas de elección múltiple
    • actividades de verdadero o falso
    • actividades de relacionar unas frases o parte de una frase con otras
    • preguntas de rellenar huecos para completar un texto
    • preguntas sobre el orden cronológico de las acciones en el texto

    Aspecto 2

    En este aspecto se evalúa la capacidad que tiene el alumno de reconocer las convenciones del texto. Bajo convenciones se entienden:

    • las características textuales y de formato del texto
    • la intención con la que el autor del texto ha escrito el texto
    • el público o receptor al que va dirigido el texto (¿quién lo va a leer?)
    • la función que tienen los elementos del texto o que acompañan al texto (partes y estructura del texto, imágenes...)
    • el registro usado en el texto

    Este aspecto está relacionado con las convenciones culturales del texto. Se evalúa así la manera en la que el estudiante es capaz de reconocer estas convenciones.

    Somos conscientes de la dificultad que conlleva evaluar este aspecto en fases inferiores. Por eso está permitido el uso de la lengua de instrucción del colegio o la lengua materna del alumno en la formulación de preguntas y respuesta (respecto a la evaluación del portafolio electrónico, el uso de la lengua materna no está permitido).

    Un total de tres preguntas en este aspecto para las fases 1 y 2 sería adecuado. En fases más avanzadas se podría crear más preguntas para este aspecto.


    Aspecto 3

    En este aspecto se evalúa la capacidad que tiene el alumno de "conectar" con el texto. Mediante esta conexión se entiende la manera en que el alumno es capaz de relación experiencias propias y personales con la información del texto. Es importante que esta conexión esté relacionada con el contenido del texto, pues no debemos olvidar que en este criterio estamos evaluando la comprensión lectora (la expresión escrita se evalúa en los criterios C y D, con lo que los errores de lengua no se penalizan en el criterio B, siempre que se entienda lo que el alumno quiere decir).

    Este aspecto se evalúa diseñando preguntas en las que los alumnos se tengan que, por ejemplo, identificar con el mensaje del texto, muestre empatía con algún elemento o personaje del texto, se le pregunte por experiencias relacionadas con lo que se cuenta en el texto o compare con aspectos de su propia vida y experiencias (lugar de residencia, origen, familia, cultura o comunidad a la que pertenece o conoce).

    Preguntas típicas para este aspecto podrían ser:

    • ¿Te gustaría a ti también...? ¿Por qué?
    • ¿Tú también...?
    • ¿Es también ... en tu entorno ...?
    • Compara lo que se dice en el texto sobre... con tu propia experiencia.
    • ¿Es en tu situación también lo mismo?

    No olvidemos que el alumno debe mostrar en todo momento comprensión del texto y que preguntas que se puedan contestar sin tener el cuenta el contenido del texto no son apropiadas para este aspecto.

    Puedes encontrar ejemplos de tareas de evaluación sumativa de este criterio en esta misma página, con las soluciones y ejemplos de tareas completas y ya evaluadas.

    Después de cada pregunta, el profesor puede optar por poner puntos y crear sus propias bandas de puntos. La adjudicación de los puntos dependerá de la complejidad de cada pregunta. La creación de puntos es aconsejable pero opcional, lo importante que haya preguntas suficientes en cada aspecto para que los alumnos puedan alcanzar el mayor nivel de logro del criterio, es decir, 8 puntos.

    All materials on this website are for the exclusive use of teachers and students at subscribing schools for the period of their subscription. Any unauthorised copying or posting of materials on other websites is an infringement of our copyright and could result in your account being blocked and legal action being taken against you.