Portafolios

jueves 11 de junio 2015


El Marco de Referencia Europeo habla del portfolio como un documento en el que se puede guardar todo lo referente al aprendizaje del idioma y a las experiencias culturales. El portfolio, de nuevo según el Marco,  contiene un "pasaporte lingüístico", una "biografía lingüística" y un "dossier". 

Nosotras os proponemos algo similar, que aunque basado en el Marco, no sigue sus reglas y hemos preferido denominarlo portafolio. Su uso es muy aconsejable para mantener la motivación del alumno al ser más consciente, gracias a estos portafolios, de su progreso en el aprendizaje.

El portafolio  trata de una carpeta, un documento personal, que cada alumno puede confeccionar según su gusto y necesidades. En él, entre otras cosas podemos guardar:

  1. Las producciones escritas ya corregidas por el profesor y “pasadas a limpio”. Con esto nos referimos a que después de que el profesor corrija estas producciones, tiene que haber una última fase en la que el alumno, “reescriba” estos textos. Solo de esa forma será consciente de sus errores y nuestras correcciones tendrán sentido. Al mismo tiempo irá guardando modelos sobre los diferentes temas y formatos que vamos trabajando.
  2. Los exámenes que va realizando, en los que se incluirán los feedbacks del profesor y un resumen del alumno sobre sus objetivos concretos para mejorar hasta la próxima evaluación. Es una buena idea, dar a los alumnos el mismo examen unas semanas después (ya sin otorgar una nota) para que los alumnos lo repitan y vean su progreso.
  3. Grabaciones y filmaciones para evaluar y reflexionar sobre la producción oral.
  4. Formularios de reflexión sobre las unidades trabajadas. En estos formularios no solo se trata de los contenidos sino también del cómo los hemos trabajado en clase, el tipo de clases, la dinámica de grupos, cómo se han sentido, la evaluación.

Lo que he aprendido

Lo que más me ha gustado

Lo que no me ha gustado

Lo que debo mejorar

Se puede dar a los alumnos tiempo en clase para que después de cada unidad, organicen su portafolio. Esta actividad se realizará en grupos (distintos cada vez) para que vayan aprendiendo unos de otros. De esta manera les estamos enseñando una lección muy importante que es la organización en el aprendizaje de una lengua y la continua reflexión que se debe hacer.

Estos portafolios son una herramienta de gran valor para el aprendizaje al centrarse el alumno en el feedback positivo y en los progresos que está realizando. La progresión, mientras se aprende, no es fácil de “ver” y por eso, debemos ayudar a los alumnos a “ver” lo que están aprendiendo para que sigan motivados.