Entradas recientesVer todos

Q-bank
31 Aug 17
La búsqueda de la identidad
22 Aug 17
Los factores fisiológicos y amb…
2 Aug 17
Planificar
4 Jul 17
Hábitos
18 May 17
El autoconcepto
26 Apr 17
Nuevo Diverso
28 Mar 17
Q-bank
26 Jan 17
Parar y reflexionar
2 Jan 17
Gracias, Ana
5 Dec 16
La inferencia
27 Oct 16
Silencio, por favor
12 Oct 16

Gracias, Ana

lunes 5 de diciembre 2016

Hoy queremos rendir un pequeño homenaje a una de nuestras compañeras. Se llama Ana Brenes, es española, de Conil de la Frontera (Cádiz) y es profesora en la escuela internacional de Múnich. La razón de este homenaje es que acaba de publicar un libro de poemas precioso bajo el título: Cinco elementos.

Entre todos los poemas hemos elegido el titulado: Nuestros padres porque creemos que trata un tema muy interesante para discutir con los alumnos: Se trata de la importancia que tienen los padres en nuestra vida. Gracias Ana por compartir con nosotros tus sueños, tus sentimientos, tus dudas y tus inquietudes. Os dejamos con el poema:

Nuestros padres

Son los primeros espectadores

que nos aplauden efusivos

al repetir sus palabras.

Son las primeras manos

que nos levantan

hasta lograr una caminata.

Son los primeros labios

que nos besan:

la ternura está invocada.

Son las narices

que huelen

nuestra primavera perfumada.

Son los artífices

que nos guían

por sueños de caballeros y de hadas.

Y nuestros padres son las raíces de nuestro árbol.

Raíces vitales,

O enervadas,

O ya secas,

Pero en la tierra eternamente clavadas.

Y ahora, os dejamos con una pequeña actividad para trabajar este poema en clase con los alumnos:

En primer lugar, como todo poema, debería recitarse. Por lo tanto, poned una música de fondo y leed el poema a los chicos. Si creéis que a vuestros alumnos les puede gustar, decidles que cierren los ojos y que lo disfruten. Avisadles de que no va a haber preguntas a posteriori de comprensión,  solamente decidles que lo escuchen y que luego digan la o las palabras que sin mucho pensar, pues se trata más de sentir, que les venga a la mente y la compartan con los demás. Se puede llenar la pizarra con estas palabras.

Después hay una primera lectura en la que se entrega el poema y los alumnos lo leen a su ritmo, en silencio. Cuando terminan, se les puede pedir si quieren añadir alguna palabra más a las ya escritas en la pizarra.

A continuación se les pone en grupos pequeños y se les hace estas preguntas sobre el poema dándoles unos minutos de reflexión y de intercambio de ideas.

¿Cuál es el tema del poema?

¿Qué sienten ellos cuando lo leen, qué interpretan?

Nuestra forma de ver la poesía es que como decía la poeta Sylvia Plath: Una vez que el poema está publicado, este pertenece al lector. Por lo tanto, no creemos que haya respuestas correctas o falsas. Todo es válido, siempre que el alumno pueda argumentar sus opiniones e interpretaciones.

Para terminar podemos realizar un trabajo más intensivo del poema yendo estrofa por estrofa, verso por verso. Os proponemos esta tarea:

Empareja las estrofas con estas frases

Nuestros padres

Son los primeros espectadores

que nos aplauden efusivos

al repetir sus palabras.

Nos enseñan a soñar

Son las primeras manos

que nos levantan

hasta lograr una caminata.

Nos enseñan a andar

Son los primeros labios

que nos besan:

la ternura está invocada.

Nos enseñan la lengua

Son las narices

que huelen

nuestra primavera perfumada.

Nos enseñan a sentir

Son los artífices

que nos guían

por sueños de caballeros y de hadas.

Nos enseñan a percibir el mundo

Como cierre de la actividad animad a los alumnos a añadir alguna estrofa más, algo más por lo que ellos creen que deberíamos darles la gracias a nuestros padres. Y si veis que vuestros alumnos tienen vena poética, que se atreven con la creación…¿Qué tal que compongan en grupos un poema donde dan las gracias a los profesores?

Os animamos a que nos mandéis algunas de las estrofas o poemas que escriban. Estos serán publicados en nuestra página. 


La inferencia
27 Oct. 2016