La memoria

jueves 12 de abril 2018

En estos momentos del curso el repaso es más importante que nunca. Por eso, os recomendamos que habléis con vuestros alumnos de cómo estudiar mejor para poder recordar. La memoria  juega un papel muy importante y vamos a explicar por qué.

En primer lugar,  hay que saber que existen tres tipos de memoria (es verdad que hay muchas más clasificaciones, pero creemos que esta es la más sencilla y útil para explicar a los alumnos)

Memoria operativa, que es la que se va utilizando según se va aprendiendo. Dura muy poco (menos de una clase) y tiene poca capacidad.

Memoria a corto y largo plazo. La memoria a corto plazo es donde se va almacenando provisionalmente la información antes de llegar a la de largo plazo, que es la que nos interesa, porque es cuando se realiza el verdadero aprendizaje.

Es importante que sepamos que:

Si organizamos bien los contenidos/conocimientos en nuestra memoria, estos son mucho más fáciles de recuperar. Por lo que las Habilidades de organización  juegan un papel esencial.

Al ir aprendiendo se van formando sinapsis, que son las conexiones entre las neuronas. Estas al principio son muy débiles y si no se refuerzan se rompen y destruyen. De ahí la importancia de un repaso continuo y de distintas formas para que estas conexiones se hagan fuertes y así el conocimiento ya se pueda almacenar en la memoria a largo plazo.

El léxico, por ejemplo, tiene un papel importante en los exámenes. Los alumnos han ido trabajando mucho a lo largo del curso, pero ¿se acuerdan ahora? Diversos estudios están demostrando que las listas de vocabulario ayudan poco al aprendizaje a largo plazo. Algunas personas las pueden aprender, pero se olvidan con facilidad. La mejor forma de recordar es:

1. Juegos de léxico. Recordad que tenemos propuestas de muchos juegos en nuestra página y luego tenéis el Qbank, que son pequeños quizzes para repasar. Hay todo un apartado sobre el léxico, por ejemplo.

2. Leer.  Animad a los alumnos estas semanas a leer lecturas graduadas, de niveles no altos. La lectura ayuda al aprendizaje del léxico mucho más que las listas.