Consideraciones

Cada profesor es diferente, cada grupo, cada clase. No hay dos iguales. Depende de la hora del día, la energía que tengamos, el ambiente, el tiempo atmosférico, etc. Por eso lo primero que tenemos que tener en cuenta cuando estamos preparando la clase es que puede ser que tengamos que variar el plan y tenemos que estar dispuestos a ello.

Cuando planees una clase ten en cuenta lo siguiente:

  • La diferenciación en el aprendizaje: Cada cerebro es único y cada forma de aprender también por lo que tenemos que optar siempre por varias formas de presentar y practicar los contenidos.
  • El progreso del aprendizaje: Desde el desconocimiento al uso de lo nuevo aprendido hay un largo camino. Los alumnos deben estar expuestos a gran cantidad de lenguaje (Puedes consultar a Krashen y la adquisición de la lengua cuando habla del “input comprensible”) para reconocerlo primero, entenderlo, practicarlo e integrarlo después. Tenemos que llegar hasta el final del progreso. No vale con “explicar”, practicarlo un poco a continuación y esperar que los alumnos lo usen. Si obramos de este modo no habrá más que frustración en los alumnos y en nosotros porque descubriremos continuamente que “no están aprendiendo con las veces que yo lo he explicado y ellos lo han practicado.”
  • La variedad: En primer lugar hay que hacer muchas cosas diferentes y de diversas formas para favorecer a todo tipo de aprendiente. Además, porque este continuo cambio resulta más motivador y entretenido para todos. Para comprobar que variamos podemos hacer una lista de las cosas que debemos incluir en nuestras clases y cuando terminamos el día, la semana o la unidad didáctica comprobar con qué frecuencia las realizamos. Así nos daremos cuenta de lo que estamos olvidando o de lo que estamos quizás abusando: Apuntemos cuántas audiciones, lecturas, esquemas, etc. utilizamos, por ejemplo.
  • La secuencia y progresión de actividades: Los alumnos deben ir de una exposición o un input hacia una pequeña producción guiada antes de embarcarlos en tareas más exigentes. Tenemos que encontrar el punto exacto entre retarles y no frustrarles.
  • La dinámica de grupos: Debemos reflexionar, decidir e incluir en nuestro plan de clase cómo se van a ir trabajando los contenidos, cuándo van a estar los alumnos con el profesor en un grupo, cuándo trabajan en parejas o en grupos y cuándo lo hacen de forma individual. Por supuesto que la distribución tiene que ser variada pero no se trata de cambiarlos “porque hace mucho tiempo que están trabajando en grupos”, toda dinámica tiene una razón de ser y esto lo tenemos que reflexionar muy cuidadosamente en nuestro plan.
  • La distribución del tiempo: Uno de los grandes problemas de los profesores es la falta de tiempo para trabajar todo lo que se proponen. Una forma de averiguar a qué es debida esta falta es escribir el tiempo que nos va a llevar cada actividad y después de la clase anotar cuánto nos han llevado en la realidad. Si la diferencia es grande tenemos que reflexionar qué es lo que ha pasado. ¿Hemos sido demasiado optimistas y poco realistas y se necesita más tiempo para esa tarea o actividad o no hemos sido efectivos y hemos utilizado tiempo en algo innecesario que la próxima vez lo podemos hacer de una forma diferente? ¿Tenía sentido todo lo que hemos hecho, seguía los objetivos de la clase o podíamos haber prescindido de algo? Recuerda: Pregúntate continuamente: ¿Por qué estamos haciendo ESTO AHORA? Si conoces inmediatamente la respuesta entonces no estás tan descaminado. Concéntrate de forma especial en analizar el tiempo que estabas hablando tú y el tiempo que hablaban los alumnos. Recuerda también: Cada momento que tú hablas los alumnos están perdiendo la oportunidad para hablar ellos. ¿Tenías que estar hablando necesariamente?
  • Los elementos afectivos y psicomotores: Hemos hablado de ellos en la primera sección del libro. Aquí queremos simplemente recordarlos para tenerlos en cuenta en nuestra planificación. En primer lugar no podemos olvidar que nuestro (el de los alumnos y el profesor) estado de ánimo va a afectar el curso de la clase y en segundo lugar pregúntate qué elementos estás incluyendo en tu planificación que atiendan a este aspecto tan importante. El aprendizaje no sólo se lleva a cabo en el cerebro.
All materials on this website are for the exclusive use of teachers and students at subscribing schools for the period of their subscription. Any unauthorised copying or posting of materials on other websites is an infringement of our copyright and could result in your account being blocked and legal action being taken against you.

Comentarios


Para comentar, debes acceder desde tu cuenta o suscribirte.