Pasaje literario

A continuación, te presentamos un resumen de lo que significa un pasaje literario eficaz. Recuerda que si tienes hasta cuatro alumnos, debes preparar cuatro pasajes literarios, dos de cada obra y si tienes cinco o más alumnos, debes preparar tres pasajes literarios, tres de cada obra.

Un pasaje eficaz

  • Debe ser fácil de identificar como parte de una de las obras literarias
  • Debe ofrecer al alumno oportunidades de demostrar entendimiento intercultural
  • Debe permitir al alumno abordar la escena o la situación del pasaje
  • Debe permitir al alumno ofrecer una interpretación personal del pasaje
  • Debe posibilitar al alumno conversar de manera activa con el profesor acerca del pasaje
  • Debe posibilitar al profesor plantear preguntas que sean específicas para cada alumno

Un ejemplo 

Es un pasaje de El coronel no tiene quien le escriba (Gabriel García Márquez).  Tiene 321 palabras.

«Es la misma historia de siempre», comenzó ella un momento después. «Nosotros ponemos el hambre para que coman los otros. Es la misma historia desde hace cuarenta años.» 

El coronel guardó silencio hasta cuando su esposa hizo una pausa para preguntarle si estaba despierto. Él respondió que sí. La mujer continuó en un tono liso, fluyente, implacable. 

-Todo el mundo ganará con el gallo, menos nosotros. Somos los únicos que no tenemos ni un centavo para apostar. 

-El dueño del gallo tiene derecho a un veinte por ciento. 

-También tenias derecho a que te dieran un puesto cuando te ponían a romperte el cuero en las elecciones -replicó la mujer-. También tenías derecho a tu pensión de veterano después de exponer el pellejo en la guerra civil. Ahora todo el mundo tiene su vida asegurada y tú estás muerto de hambre, completamente solo. 

-No estoy solo -dijo el coronel. 

Trató de explicar algo pero lo venció el sueño. Ella siguió hablando sordamente hasta cuando se dio cuenta de que su esposo dormía. Entonces salió del mosquitero y se paseó por la sala en tinieblas. Allí siguió hablando. El coronel la llamó en la madrugada. Ella apareció en la puerta, espectral, iluminada desde abajo por la lámpara casi extinguida. La apagó antes de entrar al mosquitero. Pero siguió hablando. 

-Vamos a hacer una cosa -.la interrumpió el coronel. 

-Lo único que se puede hacer es vender el gallo -dijo la mujer. 

-También se puede vender el reloj. 

-No lo compran. 

-Mañana trataré de que Álvaro me dé los cuarenta pesos. 

-No te los da. 

-Entonces se vende el cuadro. 

Cuando la mujer volvió a hablar estaba otra vez fuera del mosquitero. El coronel percibió su respiración impregnada de hierbas medicinales. 

-No lo compran -dijo. 

Ya veremos -dijo el coronel suavemente, sin un rastro de alteración en la voz-. Ahora duérmete. Si mañana no se puede vender nada, se pensará en otra cosa. 

Recuerda que se practica el oral individual del nivel superior en cada actividad propuesta.

All materials on this website are for the exclusive use of teachers and students at subscribing schools for the period of their subscription. Any unauthorised copying or posting of materials on other websites is an infringement of our copyright and could result in your account being blocked and legal action being taken against you.