Texto 9

En esta sección:

Tipo de texto: pasaje literario
Fuente: Bodas de odio

Autor: Florencia Bonelli

 

Lee el siguiente pasaje literario de la novela Bodas de odio de Florencia Bonelli.

 

La noche del 9 de julio de 1947, Buenos Aires.

 

            Fiona Malone suspiró y se aletargó en el sillón. Desde allí observaba la sala principal de la mansión, atestada de gente.

            Se había hecho una pausa en el baile. Los hombres, reunidos en pequeños grupos, conversaban de política. Las jovencitas, excitadas consultaban sus libretas y anotaban los nombres de los caballeros que las habían pedido para esta o aquella pieza. En un rincón, la orquesta templaba los instrumentos, mientras su director, el maestro Favero, recibía instrucciones de la anfitriona, misia Mercedes Sáenz. Las mulas iban y venían con mates en las manos, bandejas con manjares y botellas de vino. Todo parecía a pedir de boca, los invitados lucían complacidos y la dueña de casa resplandecía por el éxito de su tertulia en el Día de la Independencia.

            Fiona volvió a suspirar, pensando en su cama, calentita y cómoda, en un buen libro, o en el vaso de leche tibia que le preparaba María, su criada, cada noche. Sin embargo, ahí estaba, tiesa, encorsetada hasta el pecho, los pies helados, y con muchos deseos de volver a casa. Se sentía cansada; nada parecía atraerla, siempre lo mismo. Odiaba las fiestas; en realidad, para ella no representaban más que una feria de lujo, en donde el ganado se reemplaza con mujeres desesperadas por encontrar esposo. Porque una solterona, antes al convento.

            Se preguntó, entonces, por qué permanecía en esa tertulia, en una fría noche de invierno, entre personas tediosas y afectadas, y recordó el diálogo con su abuela Bridgit esa tarde.

            -Tienes que ir, Fiona – le había ordenado.

            - Si te niegas a todas las tertulias a las que te invitan nunca conseguirás un buen partido para casarte- vaticinó su tía Ana, y le colocó una peineta en la cabeza que ella, a su vez, quitó rápidamente.

            - ¿Qué haces, jovencita? ¿No te das cuenta del trabajo que da colocarla en un cabello tan lacio como el tuyo? – le recriminó la tía.

            - No iré con peineta. Están fuera de moda. Además, no quiero conseguir un buen partido para casarme, quiero enamorarme.

 

 

¿Qué significan estas palabras en el primer párrafo?

1. aletargó.

 

 

2. atestada.

 

 

Completa el texto con las siguientes palabras.

 hablaban  escribían  se preparaban   daba órdenes   servían 

En la fiesta los hombres     unos con otros, las mujeres     y los músicos     para tocar. La dueña de la casa   y los criados     la comida y bebida.

 

 

Di si estas frases son verdaderas o falsas.

1. Fiona, cansada de la fiesta volvió a su casa.

Falsa: (“Sin embargo, ahí estaba”)

 

2. El vestido era muy cómodo.

Falsa: (tiesa, encorsetada hasta el pecho)

 

3. Se sentía como una mercancía en un mercado.

 

 

4. Su abuela y tía le ayudaron a prepararse para el baile.

 

 

Total Score:

All materials on this website are for the exclusive use of teachers and students at subscribing schools for the period of their subscription. Any unauthorised copying or posting of materials on other websites is an infringement of our copyright and could result in your account being blocked and legal action being taken against you.