Léxico

El léxico se puede definir como el conjunto de palabras, algunas aisladas, otras en grupos, que una persona necesita y emplea para comunicarse en una lengua.Como bien sabemos, el léxico es un componente muy importante en el examen del IB tanto a nivel de comprensión como de producción.

1. La importancia del léxico

Al principio del curso podemos empezar por escribir estas frases en la pizarra y tener una pequeña conversación con los alumnos sobre lo que significan estas frases: ¿Están de acuerdo con ellas? ¿En qué sí en qué no?

Sin gramática puedes decir poco, pero sin vocabulario no puedes decir nada.

Si me voy de viaje a un país extranjero, me llevo el diccionario, no la gramática.

¿Quién sobreviviría en un país extranjero, la persona que sabe más gramática o la que sabe más vocabulario?

El léxico se va trabajando de forma integrada en las diversas secuencias de clase a lo largo de los dos años, pero es unos meses antes del examen final cuando debemos empezar más explicitamente su repaso para activar todos esos conocimientos que han ido aprendiendo. Algunas unidades léxicas las aprendieron los alumnos en los primeros meses del año anterior y si no han sido repasadas o integradas, es muy probables que estén "durmiendo" en su cerebro, por lo que hay que despertarlas. Tenemos que concienzar a los alumnos de que hay que empezar a trabajar el léxico mucho antes del examen.

Podemos dedicar un espacio de nuestras clases cada día a este repaso de vocabulario. Como deberes (o en clase) los alumnos confeccionan unas tarjetas donde el vocabulario que han ido aprendiendo está contextualizado. A través de juegos de competición o juegos tipo trivial o memory, en grupos y parejas trabajan ese vocabulario. ¡Es imposible hacerlo unos días antes del examen!

Tenemos que conseguir que repasen y que al mismo tiempo vayan clasificando el vocabulario. Hablaremos con ellos de las formas diferentes en que cada persona aprende mejor por lo que algunos utilizarán colores, otros repetirán las palabras o bien en voz alta, escribiéndolas o incluso moviéndose. Todo es válido si sirve para aprender y el trabajo cooperativo en el que se intercambian este tipo de estrategias de memorización les va a ayudar. Nosotros por nuestra parte podemos ir preparando una serie de pruebas evaluativas de vocabulario para que los alumnos vayan viendo su progreso.

2. Tipos de unidades léxicas

Estas unidades, como dice el Marco Común de Referencia para las lenguas, pueden ser de varios tipos:

  • fórmulas fijas (buen provecho)
  • modismos (no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy)
  • metáforas lexicalizadas (llover a cántaros)
  • elementos gramaticales y locuciones prepositivas (estar a punto )
  • palabras aisladas

En el programa de Lengua B el léxico tiene una gran importancia por lo que deberemos dedicarle mucho tiempo en nuestras clases y ayudar a los alumnos para que lo incrementen también con el trabajo en casa.

El léxico se puede dividir en dos partes:

Léxico productivo: Son las unidades léxicas que un hablante utiliza en su comunicación diaria. Esto no quiere decir que el conocimiento de ellas sea totalmente correcto y exhaustivo, pero sí que las puede utilizar sin problemas.

Léxico receptivo: Son las unidades léxicas que el hablante puede interpretar, es decir, puede entender de forma oral y escrita aunque seguramente no las tiene incorporadas en su vocabulario productivo, o lo que es lo mismo, no las usa normalmente.

3. Lo que significa  “enseñar” léxico

El conocimiento de una unidad léxica es algo muy complejo. Existen muchos niveles y dependiendo de nuestro objetivo tenemos que trabajar un nivel, varios o todos.

a. Nivel fonológico/ ortográfico: Somos capaces de pronunciarla y escribirla y/o interpretarla.

b. Nivel semántico: Somos capaces de entender su significado.

c. Nivel sintáctico o sintagmático: Somos capaces de entender sus asociaciones con otras palabras en la frase.

d. Nivel morfológico: Somos capaces de entender y conocer su construcción: derivaciones, composición, etc.

e. Nivel pragmático: Somos capaces de usar la palabra correctamente.

Y además tenemos que tener en cuenta…

a.    El registro

b.    Las particularidades y el componente cultural

c.    Las variantes dialectales

d.    Las connotaciones

4. La elección del léxico

Nos atreveríamos a decir que esta es una de las cuestiones más difíciles para el profesor de Lengua B, se trata de decidir qué léxico debemos incluir en nuestros contenidos. Somos conocedores de los temas troncales y las opciones, pero son tantas las posibildaes, que no sabemos por dónde empezar.

Estos son algunos de los criterios que deberíamos seguir:

Frecuencia: Se empieza por trabajar las unidades léxicas que más se utilizan diariamente.

Rentabilidad: Se trabajan las unidades léxicas que se pueden utilizar con varios significados o en distintos contextos.

-  Palabras llamadas ”comodines”, como cosa, chisme y los verbos como hacer que se pueden utilizar en muchas expresiones.

-  Palabras polisémicas como cola, que tienen varios significados.

- Hiperónimos, palabras que engloban a otras, es decir, es más rentable enseñarles la palabra carne que enseñarles sólo dos o tres nombres de tipos de carne.

Facilidad: Si hay dos unidades léxicas similares, se tiende a escoger la que consideramos más fácil de aprender para nuestros alumnos. La razón suele ser porque estas unidades son muy parecidas a las que tienen en su lengua materna o lenguas que conocen y de este modo se aprovecha a trabajarlas.

Utilidad: Podemos incorporar unidades que se necesitan en el aula, como grapadora, o pasar a limpio,  que quizá no estarían en la lista de las más frecuentes, pero que las necesitamos para nuestras clases a diario.

Disponibilidad: Porque estas unidades están en el método que utilizamos o en los materiales que estamos empleando y están fácilmente a nuestro alcance.

Necesidad: Porque nos las pregunta un alumno en un momento en que se ha creado esa necesidad o porque es clave en el material que estamos trabajando en ese momento.

5. La variedad del léxico

Las variantes en el léxico se pueden dividir en cuatro principalmente:

Diatópica: Las diferencias geográficas. Entre el español de Argentina y el de México, por ejemplo.

Diastrática: Las diferencias debidas a las diferencias socioeconómicas.

Diafásica: Las diferencias en cuanto a las distintas jergas.

Diacrónica: La diferencia en el español a través de la historia.

El español es una lengua muy dinámica que va cambiando rápidamente, por lo que se nos plantea a veces la duda de si enseñar algunas unidades léxicas que se están recientemente incorporando y que no sabemos si van a permanecer o si son una moda pasajera.

Aprendizaje del léxico

El léxico se aprende a base de manipularlo, es decir, de trabajarlo de formas muy diferentes para atender a todos esos factores que van inmersos en el conocimiento de una unidad léxica. Existe un proceso...

Enseñanza del léxico

Una cosa es enseñar y otra cosa es aprender… y una cosa es decir lo que significa una unidad léxica o incluso ofrecer un modelo de pronunciación y de cómo se escribe y ...otra cosa muy diferente...

Juegos de léxico

El léxico hay que repasarlo muchas veces a lo largo del curso y de formas muy variadas. Por ello, los juegos son muy apropiados para conseguir este objetivo y además, sabes, por experiencia, que a...

Trabajo de léxico

En este apartado os ofremos algunas ideas que se pueden aplicar a todo tipo de unidad léxica, otras son más apropiadas para palabras aisladas. Pueden servir para presentar y para practicar. Estas ideas...

All materials on this website are for the exclusive use of teachers and students at subscribing schools for the period of their subscription. Any unauthorised copying or posting of materials on other websites is an infringement of our copyright and could result in your account being blocked and legal action being taken against you.

Comentarios


Para comentar, debes acceder desde tu cuenta o suscribirte.